Silbato Zastor BLAR Desinfectante Hidroalcoholico
Electroestimuladores

Electroestimuladores para ejercitar en casa

Estimula los músculos con electricidad de forma controlada y ejercita desde casa cómodamente gracias a los aparatos electroestimuladores. Optimiza los resultados de tu entrenamiento. Diferentes modelos para ejercitar diferentes grupos de músculos.

Aparatos de electroestimulación para entrenar los músculos cómodamente desde casa

La electroestimulación es una técnica utilizada para estimular los músculos de forma eléctrica simulando los procesos que intervienen en la contracción muscular y que normalmente serían enviados por el cerebro.

Cuando enviamos la orden contracción con un electroestimulador el impulso se produce directamente sobre el nervio gracias a los parches y las órdenes eléctricas perfectamente controladas por el aparato estimulador que garantizan su eficacia y seguridad. Durante su uso, el músculo es incapaz de notar la diferencia entre una contracción ordenada por el cerebro y una contracción inducida eléctricamente por lo que el trabajo que se produce es practicamente idéntico.

A nivel médico, la electroterapia es utilizada por fisioterapeutas y médicos para la recuperación de lesiones, alivio de dolores de espalda o musculares crónicos o la rehabilitación tras una intervención, ya que ayuda a reforzar los músculos que se estimulan.

Además, es recomendable para personas con un modo de vida sedentario ya que permite restablecer o mantener la tonicidad muscular necesaria para asegurar la postura del cuerpo de manera eficaz y prevenir dolores.

Las máquinas y aparatos de electroestimulación han ido perfeccionandose y poco a poco han ido adquiriendo diferentes usos llegándose a utilizar por deportistas para optimizar sus cualidades musculares y trabajar con mayor intensidad durante la sesión de ejercicio consiguiendo así mejores resultados en un tiempo menor de entrenamiento. La electroestimulación deportiva al ser un tipo de ejercicio pasivo la fatiga y el cansancio del sistema nervioso no es alto, por lo que el número de repeticiones será mayor y aumentará nuestra resistencia al ejercicio.

Dependiendo de la intensidad de los impulsos enviados por el elecroestimulador, se pueden conseguir resultados distintos. Las altas frecuencias permiten un desarrollo de la fuerza física y de la resistencia muscular, las frecuencias más bajas contribuyen a mejorar la resistencia aeróbica y a relajar la musculatura.

Entre los usos de la electroestimulación podemos destacar:

- Acelerar la recuperación tras un esfuerzo intenso y reducir las agujetas.

- Prevenir lesiones reforzando los músculos.

- Aliviar dolores de tendones o contracturas musculares tras el ejercicio.

- Trabajar y definir músculos más rápidamente.

- Fortalecer los músculos tras el parto.

- Activar los músculos tras un periodo de inactividad.

- Conseguir una mejor contracción de las fibras musculares.

- Perder peso con mayor rapidez, siempre acompañado de una dieta equilibrada y una rutina de ejercicio.

- Rehabilitar tras una lesión.

Sí que es cierto, que al utilizar un electroestimulador es recomendable que esté siempre complementado con entrenamiento u otro tipo de ejercicio físico a nivel cardíaco, ya que con la electroestimulación no se entrena el corazón ni los pulmones y no debemos desatenderlos.

En dondeporte disponemos de una gran variedad de aparatos de electroestimulación con los que trabajar y fortalecer los músculos cómodamente desde casa y sin esfuerzo, ¿has elegido el tuyo?