Cómo elegir tu pala de Tenis de mesa según tu nivel

como elegir tu pala de tenis de mesa

¿Te imaginas a Rafa Nadal jugando con una raqueta de iniciación para niños o a la selección española de fútbol jugando partidos con balones de fútbol siete? Entonces ¿porqué no adaptar tu pala de tenis de mesa al nivel de juego?

No sucede entre los profesionales o expertos, pero para los poco conocedores de este deporte parece extendida la idea de que cualquier pala es buena para jugar además de que nos puede servir para todo el tiempo que esta se mantenga en perfecto estado. Las palas de tenis de mesa no son moda o comodidad, además de por nuestro estilo de juego, también debemos cambiarlas cuando hayamos alcanzado el siguiente nivel en nuestro aprendizaje

{{widget type=»highlight/product_popular» title=»Don Deporte» products_count=»2″ column_count=»2″ custom_template=»highlight/product/sidebar/list-link2.phtml» class_name=»highlight-bestsellers» category_filter=»93″}}.

¿Cuáles son las claves para elegir tu pala según tu nivel de juego? La madera, las gomas (lisas para el efecto y con picos para el control), la esponja (mayor grosor-mayor velocidad, y a mayor dureza mayor control) y el mango. Vamos a ver las principales diferencias.

1. Palas de iniciación.

Para un nivel iniciación lo principal es tener un buen control sobre la pala para poder aprender a dirigir la bola. Para ello lo más recomendable es buscar palas que no tengan esponja, con una goma lisa y mango recto. Al tener las gomas lisas no le proporciona mucha velocidad, lo que nos permite mejorar la precisión y entrenar los primeros efectos. También se puede optar por una goma con picos para conseguir trayectorias homogéneas. Si quieres comenzar a perfeccionar los efectos puedes optar por mangos cóncavos y palas que ya introducen esponja, pero no de mucho más de 1.5mm de grosor.

2. Palas de nivel intermedio o perfeccionamiento.

En este nivel se puede variar en la medida que queramos ir perfeccionando unas u otras técnicas, aunque algunos modelos llegan a complementar muy bien los materiales para conseguirlo con un modelo único. Normalmente solemos tener un juego natural y otros golpes que necesitamos perfeccionar. Teniendo esto en cuenta, a la hora de elegir la pala de nivel intermedio, es interesante continuar con las gomas lisas, mientras que la esponja puede variar entre un grosor de 1.5mm a 1.8mm (a mayor grosor hay mayor posibilidad de imprimir efecto a la bola). Se recomienda un mango cóncavo o anatómico.

Algunas marcas incluyen diferentes tecnologías para los mangos que tratan de aligerar o repartir los pesos de la pala para conseguir un mayor control de la pala y por tanto, de la bola. Existen mangos huecos para dar mayor ligereza, mangos que distribuyen el centro de la gravedad para conseguir mayor potencia y velocidad, y otros que absorben las vibraciones producidas al golpeo con la pelota, lo que favorece el mayor control.

{{widget type=»highlight/product_popular» title=»Don Deporte» products_count=»2″ column_count=»2″ custom_template=»highlight/product/sidebar/list-link2.phtml» class_name=»highlight-bestsellers» category_filter=»82″ price_filter=»220,900″}}

3. Palas de nivel avanzado.

En este nivel entramos en otra dimensión de las palas de tenis de mesa. Existen modelos a los que se les pueden intercambiar gomas tras el desgaste, o modelos que ya están fabricados de una sola pieza. Los modelos fabricados en carbono por ejemplo son muy ligeros, favoreciendo el juego rápido y de ataque. Serían aconsejables gomas lisas pero con variaciones, ya que existen tecnologías que aportan velocidad y efecto necesarios para este nivel avanzado de juego. Se recomiendan esponjas de un grosor entre 1.8mm, 2mm y 2.2mm de grosor para avanzar en velocidad y efecto con alto control.

Piensa en el nivel que te encuentras, qué golpes necesitas perfeccionar y elije tu pala de Tenis de mesa para seguir avanzando.

Foto Creative Commons Flickr